Mitos sobre el ajedrez

A pesar de toda la repercusión que tuvo el ajedrez en el mundo durante el siglo XX, y de toda la importancia que se le da en el presente siglo, aún existen muchos mitos que lo rondan. Por lo tanto, hoy les contaremos algunos de los mitos más comunes sobre el ajedrez. ¡Sigue leyendo!

Los finales en ajedrez son aburridos

Sólo el desconocimiento nos puede llevar a pronunciar semejante frase. Cuando estudiamos finales podemos apreciar la verdadera grandeza del ajedrez ya que a pesar de que haya pocas piezas en el tablero, los matices y sutilezas que esconden son impresionantes.

Recursos de ahogado, fortalezas, conceptos geométricos…muchísimos detalles que llenan de brillantez el tablero. Y, ¿qué decir de los finales artísticos? Estos esconden en muchos casos una belleza sin límites y, además, pueden ser muy buenos para aprender cuestiones de la máxima importancia acerca de la fase final de la partida.

La mayoría de l@s niñ@s y adultos que juegan al ajedrez pueden tener esa idea hasta el mismo momento en que comienza a estudiarlos y descubren las maravillosas lecciones que contienen.

Las mujeres no pueden jugar al ajedrez

 Esto es uno de los mitos menos infundados que se tienen sobre el ajedrez. Pues a pesar de que muchos de los grandes maestros son hombres, esto no representa ninguna dificultad para que las mujeres jueguen. De hecho, a diferencia de muchos otros deportes, las mujeres pueden competir contra los hombres sin distinción. El ajedrez es un deporte que no discrimina sexo, raza, creencia, origen social ni religión.

El ajedrez es solo un juego

 No, ciertamente no es solo un juego, sino un deporte, puesto que cumple con todos los parámetros para poder considerarse uno. Pero no solamente podemos reducirlo a eso, sino que muchas personas el ajedrez es un estilo de vida, una forma de comunicación, incluso una guía para poder afrontar los dilemas del día a día. También, en los últimos años, el ajedrez se ha presentado como una eficiente forma de terapia para diversas afecciones de la mente, así como uno de los mejores deportes para l@s niñ@s gracias a sus infinitos beneficios educativos.

Hay que ser muy inteligente para poder jugar al ajedrez

 El ser humano no nace sabiendo todo. De hecho, muchas de las áreas de la vida requieren de una educación efectiva. De esta forma sucede con el ajedrez. Si a una persona le enseñan a jugar, ciertamente podrá saber cómo hacerlo.

Pero como en cualquier otra disciplina, hay personas que nacen con una predisposición natural para jugar al ajedrez, pero eso no significa que debas ser un Karpov para poder jugar. Como decíamos, es un juego que no discrimina, así que sin importar tu edad o tu origen, si deseas aprender, solo tienes que ponerte a ello.

“El ajedrez es aburrido.”

Esto no es correcto, ya que como en cualquier juego depende el gusto personal. Si el ajedrez fuese aburrido no habría tanta gente que lo practicara, ni se hubiera mantenido vigente durante tantos miles de años. Pensemos que es el juego de mesa más popular del mundo.

“El ajedrez es un deporte de viejos”

Falso. Los jugadores de élite obtienen su máximo rendimiento antes de los 30 años. Esto se debe a que se requiere gran demanda de concentración, reflejos, resistencia y aptitud física. Los grandes jugadores llevan una exigente rutina de actividad física. Hoy tenemos Grandes Maestros menores de edad, en todas partes del mundo.

Articulo tomado de: ichess.es, masterchess.es, es.chessbase.com

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y compras.