El aprendizaje del ajedrez, un juego de estrategia de gran profundidad, presenta beneficios para todas las edades en general. Pero en el caso de los niñ@s, les ayuda de una manera especial a despertar sus capacidades intelectuales y desarrollar su pensamiento lógico de manera más temprana. ¡Sigue leyendo!

El ajedrez se considera un deporte en su versión de competición y también beneficia a todo el que lo practique, aunque sea como aficionado. Entre otras cosas, porque aumenta la memoria, la concentración, la creatividad y la lógica e incluso hay indicios de que ayuda a prevenir el alzheimer.

El ajedrez pone a trabajar altamente nuestra capacidad intelectual. Cada jugada implica analizar, anticipar y tomar decisiones bajo presión. Incrementando nuestra capacidad de atención y concentración durante el juego. No obstante, el ajedrez también estimula otras áreas del cerebro no menos importantes como la creatividad infantil. Ya que, para ganar una partida no es suficiente aprender y aplicar patrones de jugadas previos. También el jugador debe imaginar posiciones distintas, debe tener capacidad de imaginación y plantearse diferentes maneras de jugadas, según la situación en la que se encuentre, lo cual también estimula el hemisferio derecho y el pensamiento divergente. Entre los beneficios más conocidos están:

1. El ajedrez mejora el cociente intelectual en l@s niñ@s

Jugar ajedrez es un ejercicio excelente para entrenar la mente y potenciar la inteligencia. Este juego contribuye a crear nuevas conexiones neurales, a la vez que estimula el pensamiento y fomenta la resolución de problemas. Así lo comprobó un metaanálisis realizado por expertos de la Universidad de Liverpool, en Reino Unido, en el que se analizaron 24 estudios previos sobre el efecto del ajedrez en el desarrollo cognitivo de más de 2 700 jóvenes. Los resultados desvelaron que la práctica de este deporte tiene un efecto positivo en el desarrollo de las habilidades intelectuales, sobre todo en el ámbito de las matemáticas.

2. Mejora la concentración

Practicar ajedrez desde una edad temprana se puede convertir en un excelente entrenamiento para mejorar la concentración. Un estudio realizado en la Universidad Internacional de La Rioja encontró que los niñ@s que juegan ajedrez de forma regular prestan más atención y tienen una mayor capacidad de concentración que aquellos que no lo hacen.

3. El ajedrez desarrolla habilidades sociales en l@s niñ@s

L@s niñ@s que suelen tener dificultades para relacionarse podrían beneficiarse de la práctica de ajedrez. Así lo ha demostrado un estudio realizado por expertos de la Universidad de la Laguna, en España, en el que se analizaron los beneficios de la práctica regular de ajedrez en el desarrollo socio-afectivo de un grupo de 170 escolares de entre 6 y 16 años. Los resultados desvelaron que jugar ajedrez no solo estimula las interacciones, sino que también mejora las competencias sociales y las habilidades para hacer nuevos amigos.

4. Potencia la creatividad

Jugar ajedrez desde una edad temprana estimula la creatividad infantil. Así lo corroboró una investigación en la que se evaluó la creatividad de un grupo de estudiantes tras 32 semanas practicando ajedrez u otra actividad de su preferencia. Los resultados revelaron que la puntuación en las pruebas de creatividad aumentó un promedio de 10.53 en los estudiantes que jugaron ajedrez en comparación con el 1.86 en quienes no apostaron por este entrenamiento.

5. Favorece la resolución de problemas

Un estudio realizado en Canadá evaluó la capacidad para resolver problemas en 437 estudiantes de quinto grado que fueron distribuidos en tres grupos: un grupo que recibió el curso de matemáticas tradicional durante todo el estudio, otro que recibió el plan de matemáticas tradicional en primer grado y luego un programa enriquecido con instrucción de ajedrez y un tercer grupo que recibió el currículo de matemáticas enriquecido con ajedrez desde el primer grado. Los resultados mostraron que el grupo que jugó al ajedrez desde el primer grado obtuvo una mayor puntuación en las pruebas para evaluar la resolución de problemas, un 81,2% como promedio, en comparación con los que empezaron a practicar ajedrez más tarde o aquellos que nunca lo hicieron.

Finalmente, podemos afirmar que el ajedrez para niñ@s es un juego muy completo, pues con este juego estimulamos tanto el hemisferio izquierdo como el derecho, es decir, es tan importante en este juego la estrategia lógica y precisa, como la creatividad y capacidad de imaginación.

Articulo tomado de: La Vanguardia, saposyprincesas.elmundo.es, etapainfantil.com, guiainfantil.com, Capakhine, ichess.es, educapeques.com

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y compras.